• Monday, November 29, 2021

Peñarol: Sabor amargo en el Prado

En la tarde de domingo en el Parque Saroldi, Peñarol salió con un once diferente por las ausencias de 4 jugadores que están con la Selección Uruguaya: Volpi, Pereira, Rodríguez, Kagelmacher y Juan Manuel Ramos. Gargano, Trindade, Ceppelini, Canobbio y Laquintana. Y arriba de punta Rubén Bentancourt.

Arrancó el partido con el control del carbonero con la primera chance de Bentancourt y Salvador Ichazo que termina en córner.

En los primeros 15 minutos, Peñarol mantuvo el control del juego en los pies de Gargano, logrando una chance del capitán y un cabezazo del salteño ex Boston River.

Llegó un contragolpe de River Plate en manos de Pablo García y un error del arquero, Neto Volpi, abrió el marcador en el Prado y la primera chance de River en el partido va adentro de la red, sacudiendo la planificación de Larriera.

Peñarol quiso seguir controlando y River Plate aguantando el empujón carbonero para seguir saliendo de contra. Carlos Rodríguez tuvo la más clara en donde su remate pega en el palo y rebota en la cara de Salvador Ichazo. El primer tiempo no fue mucho más y se lo llevó River Plate en ventaja al descanso.

En el segundo tiempo el mirasol salió con la misma actitud al terreno de juego y River Plate en posición de liquidarlo en su casa.

El técnico Larriera optó por sacar al capitán carbonero, Walter Gargano, dando lugar al ingreso de Valentin Rodríguez para darle más dinámica al equipo.

A los 67 minutos le comenten un penal infantil a Agustín Canobbio y Pablo Cepellini lo cambia por gol, logrando el empate y generando un empuje masivo del equipo en lo que restaba del encuentro.

Minutos más tarde se generó la polémica del partido nuevamente para Peñarol. Luego de un pase en profundidad de Jesús Trindade, Bentancourt baja el balón, pega en la mano de Brunelli y el línea, Santiago Fernández, terminó cobrando mano del delantero aurinegro, aunque la confusión en el momento también estaba en una presunta, aunque también inválida, posición adelantada del salteño.

Vale la pena destacar que en el escenario darsenero no hubo videoarbitraje debido a la negativa de River Plate de contar con la herramienta, en tal sentido, esta incidencia no pudo ser revisada en el Parque Saroldi.

Peñarol siguió empujando, mientras que los locales trataron de aguantar el envión porque necesitaban sumar para seguir metidos en zona de torneos internacionales. El entrenador carbonero quedo muy molesto por el tiempo constante que hacía el conjunto del “Chavo” Díaz.

Terminó el partido y una sensación amarga para Peñarol ya que una victoria le sacaba todas las posibilidades a Nacional para pelear el torneo.

avatar
Periodista deportivo. Cobertura de toda la actualidad de Peñarol.