• Tuesday, May 24, 2022

Sufriendo, es super campeón

En el marco de la final de la Supercopa Uruguaya Peñarol derrotó a Plaza Colonia 1 a 0 en la última jugada del alargue y se coronó campeón.

El resultado no refleja lo que fueron los 120 minutos de partido, Plaza Colonia fue superior a  Peñarol en muchos pasajes del encuentro, generando peligro y haciendo trabajar más de lo que pensaban en filas aurinegras a Dawson.

El patablanca volvió a ser un equipo ordenado, como lo fue en la temporada anterior y producto de ese orden logró entre otras cosas ser campeón del torneo apertura.  Llegó con muchas bajas al encuentro de esta tardecita en Maldonado que las disimuló muy bien con compromiso, entrega y buenos pasajes de fútbol.

Peñarol generó mucho riesgo por derecha con Ignacio Laquintana, quien volvió a ser el mejor en el equipo de Larriera, desequilibrante con su velocidad al encarar rivales.

En el primer tiempo el juego fue parejo con llegadas para los dos equipos, siendo claves los dos porteros. Peñarol por momentos en esos primeros 45 minutos abusó de Laquintana olvidando la velocidad por izquierda que le podía dar Alejo Cruz quien estaba debutando oficialmente en Peñarol.

El segundo tiempo bajó la intensidad, Plaza Colonia le cedió la pelota al carbonero que no tuvo ideas claras para poder inquietar al arco de Guirin. Las situaciones de mayor peligro fueron creadas por Nicolás Dibble, el punta coloniense nuevamente fue figura en su equipo, generando peligro y haciendo figura a Kevin Dawson.

Tras empatar en los 90 minutos, el juego tuvo alargue, donde se empezó a anotar el cansancio de la pretemporada, es que ambos equipos están terminando la puesta a punto de cara a lo que será el Campeonato Uruguayo y la Copa Libertadores. Variantes en los 2 equipos les dieron cierto aire a los jugadores en el campo, pese a eso las situaciones más claras las tuvo el equipo de Eduardo Espinel.

El encuentro se iba en empate sin goles y de esa manera se iba a definir por penales, hasta el minuto 123, donde desborda Ramón Arias, quien pone la pelota al medio del área chica y con el  afán de rechazar Jorge Nicolás Ayala convirtió en su propia meta, dejando con las manos vacías al equipo del oeste de nuestro país, que mereció mejor suerte en Maldonado.

Nuevamente en una definición entre Plaza Colonia y Peñarol se tuvo que recurrir al alargue, en 2016 y en esta oportunidad Peñarol ganó en tiempo suplementario, mientras que la temporada pasada el aurinegro necesito de penales para ser campeón uruguayo.

Buenas figuras en Plaza Colonia, como Nicolas Dibble en el ataque, su arquero Nicolas Guirin o el propio Ayala quien jugó un muy buen partido pese a su gol en contra.