• Monday, December 5, 2022

Guillermo May: “Tenemos la ilusión de ser campeones”

Guillermo May habló de los objetivos que tiene Danubio en el final del Campeonato, su rendimiento que viene en continuo ascenso y analizó a Cerro Largo, equipo que conoce muy bien luego de haber jugado durante una temporada.

Guillermo May a puro gol. Foto: Yannet González.

¿Sentís que Danubio está en el mejor momento del Campeonato Uruguayo?

Hace varios partidos que a nivel colectivo levantamos el nivel. Jorge (Fossati) fue acomodando las piezas, nos convertimos en un equipo de mucha presión, intenso, dinámico y de transiciones rápidas. Los partidos que hemos ganado siempre superamos al rival y de repente los que no la pasamos tan bien no perdimos, por eso mantenemos el invicto. Si bien ganar obviamente es importante, lo que más llena es el rendimiento que venimos teniendo.

¿Renueva la energía tener la posibilidad de conquistar un título?

Sin dudas. A mi me lo renovó muchísimo y trato de contagiarlo al grupo. Los objetivos han pasado por estabilizar al club en Primera División, clasificar a las copas internacionales, hoy te diría que queremos meternos en la Libertadores, pero, ¿Por qué no algo más?. Tenemos la ilusión de ser campeones y coronar este año con algo más sería divino.

¿A nivel personal hubo un “click” en tu rendimiento?

A  lo largo de todo el año me he sentido bastante regular, sí en un rendimiento que tal vez no sobresalía como es verdad que pasa ahora. Hoy estoy en una posición que le agarré el gustito y siento que me va a servir mucho para el futuro.

También se da una sinergia en el equipo tanto fuera como dentro de la cancha que a uno le permite soltarse más, encarar, marcar y también le agregamos algo clave que es ser protagonistas.

No hay una única razón para haber mejorado el momento individual, pero el hecho de estar seis meses en el club, con los mismos compañeros, cuerpo técnico y la frescura de los nuevos objetivos hacen que se forme una especie de combo que permiten que a nivel personal disfrute cada vez más de todos los partidos.

Se viene Cerro Largo, vos jugaste ahí. ¿Cuál es el secreto del Ubilla para que sea tan difícil llevarse algo?

Primero que nada, Cerro Largo forma grupos muy humanos, es una ciudad muy chica y los jugadores que generalmente van ahí es con el objetivo de sumar más minutos y seguir evolucionando en su carrera. Las actividades que hay en Melo no son las mismas que en Montevideo y se facilita mucho el fortalecimiento del plantel.

A su vez son un equipo muy físico, con transiciones rapidísimas, se vio el otro día contra Nacional. A esto se le agrega un factor muy importante y es que los equipos tienen seis horas de viaje, en una cancha que en su momento no era la mejor y si vos no vas con la predisposición suficiente  para enfrentar a un equipo que tiene “hambre” como para ganar es complicado. Ahora… nosotros vamos con la ilusión de pelear un Campeonato, con el rendimiento y la unión que tenemos como equipo, por lo tanto si hacemos las cosas bien, va a ser muy difícil que nos ganen.

¿Si te toca hacer un gol lo gritás?

No hay nada más lindo que gritar un gol, pero le tengo mucho cariño a la gente de allá. Yo me acuerdo que el único gol que hice jugando en Nacional fue justo contra Cerro Largo, pero lo festejé más desde un lado personal, como me pasó acá cuando el primero se lo hice a Defensor.

Lo voy a evaluar esta semana, internamente lo voy a festejar, pero trataría de no gritarlo de una manera desaforada para que no se sientan ofendidos, porque realmente disfruté mucho mi pasaje ahí.