• Sunday, September 25, 2022

Ignacio Pintos: “Mi viejo fue el que me enseñó a pegarle de lejos”

Ignacio Pintos en el festejo que él mismo desató.

El sanducero de 18 años debutó en la Primera División de Danubio con guión digno de película. Un gol desde la mitad de la cancha y otro en el último segundo de partido fue su “primer día en la oficina”. Con la emoción a flor de piel, destacó a su familia, reveló el secreto de su pegada y el saludo que más lo impactó.

 

¿Qué tan distinto fue el debut que tuviste al que imaginaste?

Fue totalmente diferente. Siempre había soñado con debutar y meter un gol pero no de ésta manera. Era un partido que estaba totalmente apagado, hacer dos goles, de la forma que fueron y encima uno pegado al otro fue increíble. La verdad es que no había terminado de procesar el primero, que ya estaba festejando el segundo.

Tenés varios goles en juveniles desde lejos, pero el primer día rematar desde la mitad de la cancha no es para cualquiera. ¿Qué te llevó a hacerlo?

Yo ya había visto al arquero un par de veces adelantado, pero no imaginé que iba a estar tan libre y sin marcas para después pegarle. Lo primero que pensé cuando recibí la pelota fue apoyarme y devolvérsela a Juan Millán, pero me avisó que estaba solo y no lo dudé. Cuando me di vuelta dije: “es la mía”. Por suerte salió perfecta.

¿Hay algún secreto en la pegada?

A mi el que me enseñó a pegarle de lejos fue mi viejo. Él jugó al fútbol en la Liga Comercial de Paysandú y tiene un par de goles desde la mitad de la cancha. Imaginate que cuando sacaban del medio ya le pegaba, por eso en el gol lo primero que hice fue mirarlo a él, señalarlo y complotarnos juntos en el festejo.

Seguro que tu celular explotó de saludos. ¿Cuál fue el que más te sorprendió?

Sí, fue una locura. La alegría de mis padres, de mis amigos, todos  los que me rodean. Es algo inolvidable. En Twitter también ves de todo, pero el que me acuerdo ahora es de Juan Ignacio González (jugador formado y Campeón Uruguayo con Danubio 2013/14). Fue tremendo. Es un crack y tremenda persona, se portó con el saludo.

Ese es de Paysandú como vos… ¿En tú caso cuando llegaste a Danubio?

Sí, toda mi familia está en Paysandú, excepto mi madre y mi padre que me acompañan acá. Yo llegué en 2018 a Séptima División con 13 años. Pasó rápido el tiempo…

Más allá que fue un debut inolvidable, el equipo no tuvo su mejor tarde. ¿Qué pensás que pasó ante Progreso?

Es una mezcla de todo, es fútbol. Tal vez nos jugó en contra la falta de experiencia, se juntó con la adrenalina de todos los que debutábamos y la realidad es que no entramos bien, recibimos goles muy rápido. En el minuto 85 yo mismo pensaba por donde entrarles y no lo encontraba, pero bueno, después me “tocaron con la varita” (risas).

¿Sentís que luego de tu actuación podes tener más minutos?

No pensé en eso, estoy disfrutando mucho de lo que me pasó, sabiendo que en el fútbol a veces se sufre más. Eso que lo decida Jorge (Fossati) que sabe mucho y también sabe cuando es el momento indicado.

Hacé como ayer y dale vos el final a la entrevista…

No tiene que ver con mi debut, pero aprovecho el momento para mandarle un saludo muy grande a los familiares y compañeros de equipo de Plaza Colonia y Albion, donde triste y lamentablemente dos pibes muy jóvenes perdieron la vida en dos accidentes de tránsito (Benjamín Imer Dibble y Valentín Hernández). No quería dejar pasar la oportunidad y les envío toda mi fuerza en estos duros momentos.