• Saturday, December 3, 2022

Atlético Goianiense arruinó la fiesta de Nacional en el GPC

Nacional preparó una fiesta en lo que fue la vuelta de Luis Suárez al Gran Parque Central después de 16 años. El estadio estaba completamente lleno, no cabían alfileres, solamente había espacio en la tribuna de un Atlético Goianiense que llevó menos de 100 personas a la tribuna Scarone.

Pablo Repetto puso su once de gala ante el elenco de un Jorginho que volvió a rotar en su plantilla tras la derrota 1-4 ante Flamengo en el fútbol brasileño.

Territorialmente, el tricolor comenzó a llevarse puesto a su rival pero se encontró desde el vamos con una muralla defensiva. Los de Goiania tuvieron un bloque bajo con cinco defensores desde el inicio hasta el final del partido.

En el inicio Nacional intentó meterse dentro del área rival pero no podía, tenía que apelar a una incansable lluvia de centros que normalmente eran rechazados por la defensa rival.

La primera chance llegó en un tiro libre de Camilo Cándido que el arquero rechazó en primera instancia y posteriormente en el rebote, tapó otra pero terminó lesionado tras chocar con un compañero. Tal fue el impacto que terminó saliendo del campo de juego dando lugar a Renan Santos, guardameta suplente.

El partido estuvo detenido varios minutos por esta acción y fue al poco tiempo que Luiz Fernando abriría el marcador. Un gran centro desde la derecha impactó en la cabeza del centrodelantero que cabeceó completamente solo para vencer a Sergio Rochet.

Sin merecrlo, Atlético Goianiense marcaba un gol en la serie y se ponía en ventaja en suelo uruguayo. En dicha jugada hubo una desatención de la defensa que nada pudo hacer.

De ahí en más comenzó el nerviosismo y fue nuevamente Camilo Cándido quien con un remate obligó a que el arquero se estirara para tirar la pelota al corner. Nacional Intentaba pero no podía romper la defensa del “Dragao”.

En el complemento se mantuvo la misma tónica; el Bolso yendo hacia adelante y los brasileños esperando para salir de contra. Tal es así, que en el segundo tiempo Nacional hizo más méritos para empatarlo.

Camilo Cándido tuvo un zapatazo tremendo que besó el horizontal ante un tiro libre cedido por Franco Fagúndez. Esa fue de las más claras del encuentro. En otra de las chances también Felipe Carballo remató de media distancia, haciendo figura al arquero.

A los 73’ se vivió la vuelta de Luis Suárez con la camiseta de Nacional; la hinchada lo pedía pero el partido también. En lo que se vio de sus minutos, estuvo falto de fútbol pero generó la chance colectiva más importante del encuentro. En una asociación con Camilo Cándido, el Pistolero abrió para el lateral zurdo y un pase al corazón del área le quedó a un Juan Ignacio Ramírez que estrelló su remate en el poste alto. Era el empate en la ocasión más clara de todo el juego para el elenco local.

El ‘Tricolor siguió arremetiendo a base del empuje de su gente más que por su juego pero no consiguió llevarse al menos el empate. Ahora deberá la semana que viene ir a por todo en Brasil.

Periodista deportivo. Cobertura de uruguayos en Europa.