• Saturday, October 1, 2022

¿Favoreció la pandemia a los países europeos en juveniles?

Fuente: Die Mannschaft

CONMEBOL a mediados de 2021 decidió suspender todos los torneos juveniles a nivel de selecciones nacionales. Dicha medida tomó tanto al fútbol masculino como al femenino. Tal es así que los siguientes campeonatos no se disputaron el año pasado:

  • Sub-20 Masculino: a disputarse en Venezuela, por si fuera poco el mundial en Indonesia se había suspendido antes a raíz del covid-19.
  • Sub-17 Masculino: iba a ser en Ecuador, el Mundial se disputaría en Perú.
  • Sub-15 Masculino.
  • Sub-20 Femenino: se iba a disputar la edición del año 2020 en la fase final y el último tramo había sido en Argentina en la fase de grupos. En teoría, se jugaría en este 2022 cuando el torneo debió disputarse el año pasado.
  • Sub-17 Femenino: también al igual que el Sub-20 se jugaría la edición 2020 en Uruguay, pero no fue así.

En otras ramas del balompié, se suspendieron tanto la Copa América Masculina de Futsal como la Femenina y el Sub-20 en Fútbol Playa.

Los europeos tientan, mientras los juveniles prueban…

Las potencias del fútbol mundial no necesitan particularmente venir a Sudamérica a buscar grandes talentos, ya con la inmigración hacia sus países alcanza y hasta sobra. En mayores hemos visto como hace muchos años que por ejemplo Alemania tiene la misma tónica; Kevin Kuranyi fue uno de los casos de un brasileño con la camiseta de un país europeo. Si nos movemos en el mapa de Europa Central podemos recordar a Marcos Senna con España, Eder con Italia y algunos más en otros países. Esto también ha tocado a la Argentina casos como los de Mauro Camoranesi y David Trezeguet son los más conocidos por Italia y Francia. En Perú, Gianluca Lapadula jugó primero con La Nazionale y ahora es parte del elenco dirigido por Ricardo Gareca.

Esto viene desde abajo y no solo con la inmigración, sino también con la tentación. Los europeos aprovechan muchas veces la falta de oportunidades en combinados sudamericanos y esta pandemia particularmente no es de covid-19, sino de que ha llegado al punto que los uruguayos tengan la chance de vestir la camiseta de otro país que no sea la ‘celeste’.

Kuki, con el '9', de nuevo en el once. / Foto: Sefutbol.com
Fuente: SE Fútbol

En su momento fue tentado Lucas Torreira antes de que Tabárez lo llamara para Uruguay cuando España e Italia revoloteaban por ahí. Matías Fonseca hace poco fue parte de las juveniles de la azzurra y otro que hace no mucho estuvo en la ‘Roja’ fue José Luis Zalazar, el hijo más grande de ‘Kuki’. El último en haber vestido la camiseta de un país que no fuera el suyo fue Juan Ignacio Cabrera en un torneo con la Selección Alemana.

En el día de ayer fue confirmado que Álvaro ‘Toro’ Rodríguez fue llamado por la Selección Española Sub-18. El delantero del Real Madrid Castilla a sus 17 años ya está buscándose un lugar en el elenco merengue. Obviamente que esto no quita que el atacante de la categoría 2002 no pueda ser llamado por la Selección Uruguaya.

En un futuro no muy lejano habrá que seguir de cerca el rendimiento de otros hispano-uruguayos como Rodrigo Zalazar (1999), Juan Villegas (2003), Mauro Zalazar (2005), Facundo González (2003), Lautaro de León (2001). Bruno Calcagno (2005) y hasta Manu Romero (2009)…

Periodista deportivo. Cobertura de uruguayos en Europa.