• Monday, May 23, 2022

Tenis: De otro planeta

Culminó luego de dos semanas de gran tenis el Australia Open, en esta oportunidad sin la presencia del actual número 1 del ranking, NovakDjokovic, producto de no estar vacunado contra el Covid-19 y que el gobierno decidiera deportarlo de suelo australiano. Ya sin la presencia del serbio, las cámaras apuntaron a dos hombres, a Daniil Medvedev, número 2 del mundo y que de coronarse destronaría a Djokovic del primer lugar del ranking, y a Rafael Nadal, que de levantar el trofeo llegaría a 21 Grand Slam ganados, siendo el que más veces lo ganó en la historia, superando a Roger Federer y a Novak Djokovic.

Tras un camino para nada sencillo, llegaron a la final los tenistas que el mundo del tenis quería ver, no había favoritos en lo previo ya que la paridad en la actualidad es notoria, tal vez la balanza inclinara un poco hacia el lado del mallorquín, quien tiene el apoyo de casi todo el público, que durante las dos semanas de torneo le demostraron el cariño y el deseo de verlo ganar otra vez en Melbourne, pero sobre todo ser testigos de la historia.

El primer set comenzó parejo, jugando de manera perfecta con su servicio, hasta que en el quinto game el ruso pudo quedarse con el saque de Nadal, al obtener 3 oportunidades de break point. Desde ese momento fue todo de Medvedev, quien se llevó el primer chico 6-2.

El segundo set empezó favorable al español quien se encontró 4-1 y 5-3, pero la diferencia se acortó tras el buen desempeño de Medvedev, quien llevó el juego a tie break, donde también estuvo abajo en el marcador, fue 5-3, pero nuevamente el buen juego y la perseverancia hicieron que Medvedev se llevara el segundo 7-6(5) y quedara muy cerca de obtener su segundo Grand Slam.

Con una presión más de lo normal, el tramite del tercero era favorable al ruso que veía cada vez más cerca la consagración, en un momento llegó a estar 3-2 y con 3 posibilidades de quiebre, pero no pudo cerrarlo y a partir de ahí Nadal fue quien tomó las riendas del set, ganándolo 6-4.

Ya en el cuarto set, podía pasar cualquier cosa producto de la cantidad de horas que llevaba el partido, la tensión que se vivía era muchísima, es que había muchas cosas en juego, ser número 1 del ranking por un lado o ser quien más ganó Grand Slam en la historia. El español aprovechó las oportunidades de quiebre y cerró el set 6-4, pese a que en el cuarto game, Medvedev se había quedado con el servicio de Nadal.

El estadio Rod Laver Arena era una locura, donde por disposición del torneo la capacidad del estadio fue un 90% por la situación sanitaria, el público se volcó definitivamente con Rafael Nadal, momento que no le gustó a Medvedev, el ultimo chico fue parejo, donde Nadal logra quedarse con el saque del ruso y sacó para partido en el decimo game, donde Medvedev se jugó todo, era todo o nada, y logro quebrarle el saque y postergar un poco más el partido, enseguida Nadal responde de la misma manera quedándose con el saque de Medvedev y con su servicio aseguroóel torneo.

La explosión de felicidad fue tremenda, producto de que no solo era el titulo 21 en Grand Slam, sino por como se había dado todo, el año pasado tuvo que dejar la temporada por lesiones y a fin de año luego del torneo exhibición en Dubai, dio positivo de Covid por lo que ponía un manto de duda de cómo estaría en el comienzo de temporada.

Con este trofeo supera a Federer y Djokovic en cantidad de Grand Slam y queda como el  tenista más ganador de este tipo de torneos en la historia.

 

Foto de portada: Tennis Australia