• Monday, December 5, 2022

Arnel Dalmedo: “Estoy viviendo un sueño”

El hincha que dirige a Danubio habló de su sentimiento por el club, destacó el compromiso del plantel y valoró el crecimiento del fútbol femenino en Uruguay. 

El plantel del ascenso franjeado.

Con tres fechas de anticipación logaron el ascenso. ¿Desafío cumplido?

Sin dudas que cuando uno desciende lo primero y urgente es volver a la máxima categoría, pero el objetivo no se cerró. Si bien es muy difícil, en estos tres partidos vamos a seguir peleando por ser campeones. Torque está muy fuerte, en su momento incorporaron dos jugadoras de experiencia que estaban con nosotros y no es sencillo que pierda un partido, pero seguimos apuntando a lo primero que hablamos y quisimos desde que todo empezó.

Precisamente el comienzo fue difícil. Se sorteó a Danubio jugando en Primera División y terminó en Segunda. ¿Cómo fue ese momento?

Fue una incertidumbre terrible. Cuando asumí tenía una semana para debutar por el Uruguayo y en Primera División. Si bien conocía el plantel, no era con la profundidad necesaria.

Luego la fecha de inicio se corrió, pero seguíamos sin saber en que categoría jugábamos y por supuesto que vivimos mucho nerviosismo y tristeza. Finalizamos en la “B” por temas reglamentarios que es largo de explicar.

De todas maneras nos terminó sirviendo, jugar con otros rivales nos ayudó para imponer nuestro juego. No digo que en la “A” no hubiéramos podido pero habría sido más difícil, ahí hay equipos donde muchas jugadoras cobran su sueldo. Ahora siento que llegamos con muchas más fuerzas y el objetivo es establecer a Danubio en Primera. Tenemos que ser un equipo competitivo.

Fue un camino largo y difícil. ¿Qué sentís en este momento?

Estoy viviendo un sueño, pero no desde ahora. Desde que empecé en la Sub-16 se lo dije a Karen (Layoya) y Gonzalo (Silva). Siento que estoy en el Real Madrid, aunque si estuviera allá no trabajaría en otra cosa (risas) pero todo el rato que tengo se lo dedico a Danubio porque es un placer. Luego de eso pasé a la Sub-19, después a la Primera División. No es que lo deseé o lo pedí, se dio y me pone feliz de la vida. Para mi estoy en el club más importante del mundo.

¿Cómo hace un plantel amateur para dedicarse realmente al club?

Fue uno de los aspectos que quise cambiar y cambié cuando llegué a la Primera. El grupo venía entrenando con días libres semanales y les planteé hacerlo todos los días. Al principio algunas dudaron, pero luego rápidamente entendieron que el camino era ese para comportarnos de la manera más profesional posible.

Con respecto a otras instituciones damos ventaja y es algo que me consta que la Directiva está solucionando, pero mientras tanto nos tenemos que acercar lo más posible de nuestra parte.

¿Dónde entrenan?

Lo hacemos en AUFI que es un espacio que nos ceden. No son las condiciones ideales especialmente por el aspecto de la luz y por eso tenemos la idea de cambiar a partir del año que viene en la mañana.

Muchas veces se habla sin saber realmente de las diferencias de un plantel de fútbol masculino con uno femenino. ¿Dónde sentís que están las principales?

Todas mis experiencias fueron con planteles femeninos, si bien obviamente a lo largo de mi vida estuve más relacionado con lo masculino, desde ver fútbol hasta jugarlo de forma amateur. La principal diferencia son las emociones, hay mucha más frontalidad y manifiestan todo lo que sienten. El hombre es más resguardado, si bien está claro que estoy generalizando.

Hoy estoy convencido que el fútbol femenino está en crecimiento y pasa lo que antes sucedía con los varones, donde las mujeres nacen con una pelota en los pies. Nuestra Primera División tiene un plantel de 20 jugadoras y 9 tienen edad de categoría de Sub-16 y Sub-19, el promedio general es de 20 años, eso demuestra que el talento está.

Dicho esto, la gran dificultad es que al no ser profesional es difícil que cuando van creciendo y ya tienen por ejemplo 25 años, se puedan sostener porque tienen otras obligaciones. Pero se está potencializando todo y sin dudas lo ideal sería sostener a las nuevas generaciones y que no sea solo “hacer unos mangos” en Nacional o Peñarol, que lo puedan hacer en otros cuadros.

Imagino que la lista de agradecimientos es larga…

Sí, muy extensa. Primero que nada a todo el grupo de jugadoras que me recibieron, bancaron mis ideas, mis locuras y las defendieron a muerte. A Camila Cedrés el agradecimiento es enorme por confiar en mí, por darme la confianza en el plantel principal y solucionar todo lo que preciaba, siempre le buscó la vuelta. A las delegadas también, ellas trabajan de forma honoraria por el club, pierden plata e igual están. Y bueno, a mi novia ni hablar, que me apoya en todo, se volvió casi que otra delegada y soporta que esté en mi casa “sin estar en mi casa”. No es fácil.

Por último a la gente que fue acompañando a los partidos, se vio que siempre iba en aumento y en todos los encuentros había más de Danubio que del rival. No habían solo familiares, aparecían hinchas con remeras y banderas. Fue impresionante

Que lindo sería un 2023 de Primera en Jardines. ¿Es posible?

El año que viene tenemos que presentar Estadio. El tema con Jardines es la iluminación y ver si reglamentariamente se puede. Sería espectacular.

 

Arnel Dalmedo, el hincha que dirige pasó por De Primera, porque es de primera.