• Sunday, September 25, 2022

Nacional 3-1 Peñarol: Un clásico ciento por ciento tricolor

El marco de público junto a la jornada de domingo acompañó un espectáculo que esperaba todo simpatizante del fútbol uruguayo, en especial los hinchas de Peñarol y Nacional. No solo por lo que puede determinar en el campeonato, sino también porque es el partido con más expectativa de nuestro medio.

Muchos ingredientes en esta receta; un clásico con Luis Suárez tras 16 años, la vuelta del público mirasol al Gran Parque Central, el favoritismo tricolor y la diferencia en la Tabla Anual. Todos condimentos que le dan otro toque a este gran juego.

En lo que fue el primer tiempo, Nacional pudo haber sacado más ventaja que su rival de toda la vida, pero fue ineficaz. Fue superior en ocasiones y en el campo de juego, producto de su esquema en la cancha. Siempre se paró en campo rival, mientras Peñarol lo único que hizo fue esperar a la contra.

La primera del partido fue para Camilo Cándido con un remate que contuvo bien Kevin Dawson a los cinco minutos.  Enseguida, comenzaron a caer las amarillas; primero para Leandro Lozano y posteriormente para Yonatthan Rak, ambas sin dudas que fueron para calmar las aguas.

Se vio muy activo a Luis Suárez, jugando y haciendo jugar, sobre todo estando muy participativo y demostrando ese gen competitivo que jamás negocia el salteño. Tuvo la primera con un cabezazo que llegó mordido a las manos del arquero mirasol. Enseguida llegó la única y más clara de Peñarol en los pies de Yonatthan Rak tras un rebote en el área chica y el disparo se fue desviado. Sin embargo, el tricolor contrarrestó con un remate en el que José Luis Rodríguez malogró rematando al lateral izquierdo de la red carbonera.

Nacional seguía apretando y tendría nuevamente tras una gran jugada colectiva, un mano a mano de Camilo Cándido que tapó de buena manera Kevin Dawson. El local seguía siendo mejor que la visita pero no podía plasmarlo en el tanteador.

En una de las últimas antes del final del primer tiempo, Mathías Laborda aprovechó su especialidad, el juego aéreo y tras córner de Franco Fagúndez saltó limpio en el corazón del área para vencer al meta aurinegro. Golpe duro para un Peñarol que había aguantado bien pese a sufrir muchas chances en contra. Mérito y más confianza para un Nacional que saldrá con el pecho inflado al complemento.

En la segunda mitad Alfonso Trezza avisaba de arranque lo que iba a ser la segunda parte con más espacios, producto de la necesidad de Peñarol y la tranquilidad de Nacional.

Pero la visita despertó, Kevin Méndez con una gran jugada individual exigió a Sergio Rochet por primera vez en el partido. Sin embargo, cuando Peñarol parecía mejorar, apareció un gol de otro mundo del inoxidable Luis Suárez; pelota dominada para la volea y un zurdazo que colgó en el ángulo, en modo selección.

Pero la diferencia de dos goles no duró mucho cuando nuevamente el trinitario aprovechó una gran jugada colectiva y definió contra el palo, sin nada que hacer para el arquero de la Selección Uruguaya y poner el 2-1 parcial. Posterior a esto el encuentro estuvo detenido un cuarto de hora prácticamente producto del enfrentamiento entre tribunas de ambas hinchadas.

Al reanudarse el juego, Peñarol despertó y empezó a hacerse más presente en el área contraria, pero cuando más cerca del empate estuvo, apareció Camilo Cándido de derecha, tras un gran pase de taco de Alfonso Trezza y poner un 3-1 que sería final.

Después en la última media hora de fútbol, hubo chances para ambos lados, Sergio Rochet apareció como de costumbre y Nacional también malogró sus chances.

Fue final, Nacional venció 3-1 a Peñarol y prácticamente lo sacó de la lucha por la Anual y el Clausura. El elenco de Pablo Repetto fue ampliamente superior y pudo hasta haber goleado a su rival de toda la vida. Se plasmó en cancha el momento de cada uno pese a que fue un clásico.

El tricolor encamina la Tabla Anual y sueña con el Torneo Clausura.

Periodista deportivo. Cobertura de uruguayos en Europa.