• Saturday, May 21, 2022

Martín Monroy: “Encontré en la lectura y la escritura un espacio para desarrollarme”

En este último fin de semana se marcaron 54 goles uruguayos por el mundo y tres de estos fueron marcados por Martín Monroy, futbolista del UE Sant Josep al que tuvimos el agrado de entrevistar.

El futbolista de 33 años, surgido en Sud América y con pasos por clubes como Basáñez, Rentistas y Albion tomó la decisión de irse al ascenso español y no se arrepiente. No piensa en el retiro, pero sí en continuar desarrollándose como trabajador en suelo español.

– Martín, fuiste el uruguayo que más goles hizo este fin de semana ¿Cómo te hace sentir esa sensación?

– A decir verdad, un poco extraño. Ser parte de un resumen en el cual se comunican goles de colegas por todo el mundo me hace sentir muy bien, me gusta leer que hay uruguayos por el mundo haciendo lo que les gusta y pudiendo gritar goles, esa sensación única. La sensación de extrañeza creo viene porque así como leo que Cavani hace un gol y se comunica, leo mi nombre y apellido, es un poco loco, me siento tan lejos y cerca a la vez. Al final el fútbol es uno sólo y entre tantas distancias, que se viven hoy en día, sentirse parte es muy importante.

– Venís en una gran racha de goles en los últimos partidos ¿Qué ha cambiado o que has cambiado para que tengas semejante faena goleadora?

– Creo que la continuidad es fundamental, llega un momento de la vida en el cual los minutos de juego marcan el camino. En la juventud podía ser todo más efímero, hoy mi juego cambió, necesito sentirme bien con el correr de los minutos, leer el juego, accionar en base a lo que estoy viendo en el desarrollo del mismo. Hoy, por suerte, en Sant Josep estoy encontrando esa continuidad de partidos y acciones de juego. Luego creo que los goles son rachas, el otro día tiré al arco tres veces e hice tres goles, hay veces que tiro cinco y no hago ninguno, así como otras que no puedo no patear al arco. Son acumulaciones de cosas, y estoy en un nivel alto de confianza, tanto por mis sensaciones como por el mimo del compañero, que es fundamental.

– Hiciste las juveniles en Defensor, pasaste por Rentistas, Rocha,  Sud América y Basañez en Uruguay. ¿Qué te dejó cada uno de ellos?

Fuente: Martín Monroy

– El fútbol es una escuela de vida, a medida que vas creciendo y pasando de categorías te vas graduando. En cada lugar que estuve puedo sacar cosas buenas y malas, tanto del club como de mí mismo, yo no soy el mismo que era en las juveniles de Defensor, a ese gurí lo invitaría a hablar un buen rato de la vida. En Defensor me quedó la espina de nunca poder disfrutar dentro de la cancha en primera, habiendo hecho tanto en juveniles, salí goleador casi todos los años.
Rentistas me mostró de qué se trataba el fútbol verdadero, ese que existe lamentablemente. Cuando los recursos son escasos y el amor es infinito. Sud América me dio la mayor alegría a nivel profesional, salir campeón y ascender después de 17 años, con un grupo que tengo varios amigos hasta la actualidad. Rocha me dio la vida de pueblo, amigos y vivencias, aunque haya jugado poco tiempo. Con Albion volví a la vida, conocí la C y realmente me divertí, pude salir goleador del campeonato y ser campeón en el Centenario, ir a buscar el premio de goleador junto con mi padre y dar la vuelta olímpica en el Estadio, con amigos. Basañez me trajo la raíz, el fútbol verdadero, el barrio y los sentimientos. De todos los clubes guardo lo mejor y no me olvido de lo peor.

– ¿Es Sant Josep es tu primera experiencia en el exterior? ¿Qué te tentó para irte al exterior?

– Mi primer experiencia en el exterior fue en Brasil, con 21 años jugué el Gauchao B, en el 14 de Julho, desde ahí adoro el fútbol brasileño. En Sant Josep encontré la excusa perfecta, me quería ir de Uruguay y usar el fútbol como medio para jugar en un lugar al cual sólo mediante el fútbol podría llegar. Ahí llegó a Sant Josep y aunque sea amateur y tenga que buscarme la vida en otros trabajos, mismo entrenando jugadores del club, nunca me dejé de sentir vivo y activo. Aparte compartí con grandes jugadores y un entrenador que me marcó en mi vida, Rafa Payán.

– ¿Qué haces además de jugar al fútbol? ¿ Cómo te ganas la vida?

– Ahora mismo trabajo en el club con las redes sociales y entreno dos categorías, además hago las redes sociales para un restaurante en el cual trabajé en el verano de camarero y barman. Si el bolsillo aprieta salgo a lo que haya que salir.

– ¿Qué te llevó a cambiar de destino?

Fuente: Martín Monroy

– Me gusta estar en movimiento, sumar experiencias y tener recuerdos nuevos. Hoy tengo la suerte de que mi compañera se vino para estos lados y seguimos los viajes juntos. Eso me dio mucha vida.

– ¿Por qué no seguir en Uruguay? ¿Pensás volver en algún momento?

– Uruguay es mi país, mi casa, claro que voy a volver, no sé cuándo, por el momento pronto, no. A Uruguay no lo cambio por nada.

– ¿Qué cosas encontraste allá que no tuviste acá y que te falta de Uruguay?

– Creo eso es relativo al momento personal de cada uno, en este momento estoy cerca de la estabilidad que busco hace tiempo. Acá encontrás otras preocupaciones, que no tienen nada que ver con las que podes tener en Uruguay. En tema puramente futbolístico, no importa el club que sea, vas a tener lo mínimo para poder desarrollar tu función, y eso en Uruguay lamentablemente no es una realidad. Me hacen falta los amigos, las charlas de mate, el vestuario, ir a canchas chicas, comer asado, las juntadas, la familia. En definitiva, el humanismo uruguayo. Acá se puede volver todo material, poca gente te abre la puerta de la casa, algo tan común para nosotros. Hay mucha más cultura de bar y café aunque predominan los bares.

 

– ¿Qué consideración tiene la Liga que disputas y que proyección le ves al fútbol amateur español?

– La liga que disputo es un torneo fuerte a medias, tenés equipos casi profesionales y otros todo lo opuesto. El fútbol amateur es el sostén del fútbol español, fíjate que acá toman profesional solo la primer y segunda división, por temas de que hay que pagar mínimos anuales y tener mínimas instalaciones. Después hay equipos increíbles que en los papeles son amateurs, pero en Uruguay serían profesionales, no por el nivel de futbolistas, que son muy buenos, sino por los niveles de infraestructura de club. Hay jugadores increíbles jugando a nivel amateur, que por diferentes motivos lo eligen.

 

– ¿Qué tiene el club en el que estás jugando?

– Alrededor de 300 niños en fútbol base, una cancha divina, materiales, varios jugadores que han sabido jugar a nivel profesional, en diferentes partes del mundo, y hoy la pelota nos une, porque la pelota es más fuerte.

 

– ¿Qué pensás hacer cuando dejes el fútbol?

Fuente: Martín Monroy

– Nunca lo voy a dejar realmente, jugaré hasta que me den las piernas, da igual el lugar que esté y el nivel que juegue, no entiendo de letras que separan divisiones. Hace varios años que vengo ejerciendo de entrenador de fútbol base y me gustaría poner una pausa y respirar un poco, porque el fútbol tiene cosas divinas y otras no tanto. De un tiempo a esta parte supe acoplar el fútbol con el trabajo y pasé por varios rubros, ahora si todo va bien, en Junio me voy a Madrid a iniciar un nuevo camino, en equipo con mi novia y compañera, tengo una oferta laboral para trabajar en una inmobiliaria y lo ideal sería encontrar un club que pueda ir a entrenar, acorde a los horarios del trabajo, y jugar los fines de semana. Así que si tenes algún contacto en Madrid.
En unos años me veo terminando una carrera en la facultad y viviendo de eso, no te sabría decir si cerca o lejos del fútbol, porque la comunicación siempre me pudo, aunque ahora tengo en mente ser gestor cultural y poder estudiar teatro.

– ¿Qué te ha llevado a tirarte a la parte artística?

– La vida, los amigos como Agustín Lucas, encontrar en la lectura y la escritura un hermoso espacio para desarrollarme. Encuentro el arte y la cultura como fundamentales para el desarrollo humano. Salir de las estructuras impuestas por la sociedad, ir más hacia el sentir, convivir con nuestras miserias y virtudes. Somos seres humanos, está bueno recordar eso.

Periodista deportivo. Cobertura de uruguayos en Europa.